El ladrillo no por ser el material más común significa que sea siempre la mejor opción a elegir o la más adecuada en todos los casos.  Hay otros materiales muy modernos que nos pueden ser más ventajosos dependiente el trabajo que se quiera realizar, como por ejemplo el pladur que gracias a las ventajas que presenta en un material muy demandado y con el que nosotros trabajamos diariamente, para hacer reformas, trabajos de rehabilitación o de nueva construcción. El pladur lo utilizamos para obras y/o reformas que no acontece una gran envergadura.

Ventajas del pladur

Es fácil de montar y sencillo de colocar. Es un material de obra que va muy bien para realizar techos, tabiques, paredes. Existen diferentes modelos para cubrir cualquier necesidad y proteger frente a la humedad, el fuego, impactos o golpes.

Las placas de pladur pueden ser de diferentes grosores que permiten el aislamiento térmico y acústico además de poder colocar en su cámara si queremos más aislamiento tanto para el ruido como para la temperatura. Al ser un sistema de construcción en eco lo convierte en un material que genera pocos residuos y es un material extraordinariamente ligero que permite dejar las paredes despejadas de cables eléctricos.